Por Arturo Daen (@ArturoDaen)

¿Qué es lo primero que piensan cuando alguien menciona el Estado de México? En el trabajo o con amigos que viven en la CDMX, apenas menciono mi identidad mexiquense y la mayoría pone un gesto de conmiseración o de lástima, como si les hubiera dicho que vivo en Mordor o en alguna otra tierra oscura, donde no existe frontera entre el bien y el mal, y hasta un Demogorgon tendría miedo.


Y no voy a mentir, sí son tierras agrestes. Ser habitante del Edomex es, ante todo, ser un sobreviviente. Desde niño me enteré de asaltos, o de que mataron a alguien en una calle cercana. Ya al salir por mi cuenta, padecí robos en carne propia, en la calle y en el transporte, me topé a policías corruptos, escuché balaceras. Comprobé que aquí la vida en muchos momentos es a la Mad Max Fury Road.


Obviamente espero que esa situación cambie algún día. Que poco a poco el Edomex sea un estado más seguro. Pero mientras tanto, para no paralizarnos o amargarnos, supongo que los mexiquenses comenzamos a forjarnos una coraza, de entre resignación e ironía, que nos hace sentir hasta orgullo de respirar. Estar vivo es un logro, pensamos.
Esa coraza nos permite bromear sobre nuestra propia situación. Pero aún así, gente de la CDMX, creo que deberían reconsiderar su desdén hacia los mexiquenses.

En general, reconsiderar en cualquier aspecto de la vida el guiarse por estereotipos, prejuicios y (la maldita) soberbia.


Sí, soy mexiquense, pero no cargo a diario una navaja, ni le voy al América o ando en malos pasos. Osea, no todos los mexiquenses somos delincuentes, ni malas personas, como el tipo que abandonó a Cleo.

Fermín rechaza a Cleo, en la película Roma, de Alfonso Cuarón.

Y sí, hay muchas zonas del Edomex que son postapocalípticas, pero también hay sitios naturales o barrios que vale mucho la pena visitar.


Amigos de la CDMX, ustedes mismos padecen los estereotipos, cuando salen a visitar a los cuates de provincia. Y estarán de acuerdo en que no se siente bien que etiqueten a todos los chilangos como seres malignos. 


Si necesitan un parámetro para decir “bueno, en la CDMX estamos mal, pero al menos no somos (inserte aquí el nombre de un estado vecino)”, por qué no se comparan con, no sé, alguna ciudad imaginaria, como Raccoon City o Ciudad Gótica.


Del lado mexiquense puedo decir que admiro a la CDMX, por su cultura, la belleza urbana de muchas de sus colonias, sus museos, sus bares, su Metrobús de dos pisos, su historia. Es una gran Ciudad que a diario disfruto, al ir a trabajar o cuando salgo a divertirme.

Por otro lado, también he visto sus problemas de inseguridad, y de pobreza. En la CDMX también me han asaltado, pero eso no implica generalizar, o pensar que es tan peligrosa o violenta que ya no vale la pena vivirla. Por desgracia, en eso coinciden ambos estados. En ambos, en cualquier momento ya pueden asaltarte, pero eso no puede congelarnos. Se trata de recuperar los espacios.


Lo que se tenía que decir, y se dijo, es que la CDMX y su amigo el Edomex podemos convivir en paz, sin discriminarnos.
Así que la próxima vez que un amigo mexiquense los invite a su casa para ver Game of Thrones, no apliquen en automático el desdén y el rechazo. Recuerden, todos somos uno en la misma misión: vencer a Thanos… digo, en hacer un mejor país. Sin tantos odios y rechazos internos. 

*Foto de portada: Cosmovitral, en Toluca, Estado de México. Cuartoscuro.

Publicado por lavidaencdmx

Este es un blog colaborativo donde se escribe sobre cómo es vivir en la Ciudad de México: relaciones, trabajo, amistades. Lo bueno y lo malo, lo feo y lo bonito, contado por personas que viven, o han vivido, aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: