Por: Javier Basurto (@Javier_Basurto)

Vivir en la Ciudad de México es algo caótico, o por lo menos es la idea común que tienen todos. Y entiendo por qué lo dicen. De acuerdo con un informe de 2018 de la ONU, somos la quinta ciudad más habitada del mundo con población estimada de 21 millones 581 habitantes. Esto hace congruencia con que seamos de las urbes con mayor tránsito vehicular; 4to lugar, según el estudio INRIX 2018, sólo superados por Moscú, Estambul y Bogotá.

Mucha gente que conozco y no vive en la abrumante Ciudad de México tiende a ver a los capitalinos como héroes, por aguantar largas horas en el tráfico, respirar su contaminación y hacer más de una hora para llegar al trabajo; o bien, sienten un poco de pena al ver que estamos todo el día con prisas, pagando rentas exorbitantes y comiendo de pie en 15 minutos para que el día nos rinda.

Y sí, tenemos todo eso, pero creo que hay un lado B que muchas veces no se nota entre tanto alboroto.

Como cuando sales un fin de semana a algún lugar y descubres una maravilla de parque, calle, edificio; o un rincón que no aparecía en la lista de “cosas imperdibles por hacer” y te preguntas cómo se les pasó enlistar ese lugar.

Rincones de la ciudad con aire provincial

  • Parque Mariscal Sucre (lugar más personal)

Pasear al perro a las 8 de la noche en el parque Mariscal Sucre y escuchar los cláxons de División del Norte y Amores, en la colonia Del Valle, es un gran ejercicio de lo que llaman “ver llover y no mojarse”. Después de cierto tiempo hasta bloqueas los sonidos y puedes leer un libro y tomar un café como si fuera cualquier calle de algún pueblo mágico.

  • Santa Catarina

Ir a la Plaza Santa Catarina es como transportarte a San Miguel de Allende pero en la delegación Coyoacán. Tan sólo al llegar sientes que el tiempo corre mááááás lento. Sus lugares para comer, sus bazares, sus calles pequeñas… agreguen el factor lluvia y en serio te olvidas del ajetreo citadino.

  • Bosque de Chapultepec

Pasear en el enorme bosque de Chapultepec es sin duda lo que cualquier capitalino necesita luego de una semana de accidentes, manifestaciones y calles en construcción, o de pasar unas semanas con alerta de contingencia ambiental. Mi lugar favorito es el Audiorama, un rincón que durante la época prehispánica albergaba la espectacular caverna de Cincalco (cueva del lugar del maíz).

  • Centro de Tlalpan

A veces cuando quiero que las cosas se pausen, sé que puedo ir al centro de Tlalpan y cenar en cualquiera de los restaurantes que dan al parque, ver a la gente tomar clases de danzón, hacer capoeira o pagar por limpias con copal.

Y probablemente estas actividades no sean cosa de todos los días, pero reconforta saber que las tienes aquí, a 4 estaciones de metro, 20 minutos en Ecobici, o a dos cuadras de tu casa. Es como la aspirina para tus dolores de cabeza.

La cotidianidad de tu barrio

Cuando te detienes a observar a detalle te das cuenta que todos hacen un poco lo mismo: se mueven en círculos pequeños, formando comunidades en sus barrios y entonces caes en cuenta que tu fonda de confianza es la misma para otros 10 vecinos y godínez de la zona.

Aún en esta enorme ciudad empiezas a tener caras familiares: la chava con la que haces ejercicio te la encuentras dos horas después comprando un panqué de plátano en la panadería de por tu casa; la que te corta el pelo está paseando a su perro a dos cuadras del Oxxo donde compras cervezas, o bien, sabes la vida y obra de la señora que vive en la calle, afuera de la iglesia.

¡En serio! se llama Margarita y tiene su propio documental. Cada que salgo de casa se detiene para preguntar cómo me ha ido. Entre su locura y lucidez te cuenta sus historias fantásticas y se desahoga de sus últimos malestares mientras sigue fumando su cigarrillo.

Margarita, documental de Bruno Santamaría.

No sé si esto les suceda a todos los capitalinos de forma natural o requiera hacer un esfuerzo para encontrarle este aire provinciano a la gran ciudad, pero a todos los que le temen a mudarse para acá les digo que para todo hay cura.

Finalmente vivimos en la ciudad en la que todo sucede, ¿no?

Publicado por lavidaencdmx

Este es un blog colaborativo donde se escribe sobre cómo es vivir en la Ciudad de México: relaciones, trabajo, amistades. Lo bueno y lo malo, lo feo y lo bonito, contado por personas que viven, o han vivido, aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: